Ventajas y desventajas de un impuesto más alto al alcohol

El consumo excesivo de alcohol es un problema de salud pública que afecta a millones de personas en todo el mundo. Para combatir este problema, muchos gobiernos están considerando la posibilidad de aumentar los impuestos sobre el alcohol. Sin embargo, esta medida no está exenta de controversia. En este artículo, exploraremos las ventajas y desventajas de un impuesto más alto al alcohol, y analizaremos si esta estrategia realmente puede contribuir a reducir el consumo excesivo y sus impactos negativos. Descubre cómo esta medida puede influir en la economía, la salud de las personas y la sociedad en general. ¡Sigue leyendo para tener una visión más clara sobre este tema tan debatido!

Pregunta del lector: ¿Evalúa las razones económicas a favor y en contra de que el gobierno del Reino Unido aumente aún más el impuesto al alcohol para reducir el consumo de alcohol?

El alcohol se considera un bien malo. El consumo excesivo puede provocar problemas de salud que tienen costes externos para el resto de la sociedad. Por lo tanto, hay una buena razón para aumentar los impuestos al alcohol, reducir el consumo excesivo de alcohol, mejorar la salud del país y recaudar dinero para la atención sanitaria y la vigilancia policial relacionadas con el alcohol.

Sin embargo, otros argumentan que aumentar el impuesto al alcohol también trae desventajas. Estos incluyen un mayor riesgo de evasión fiscal, los costos de hacer negocios para los pubs y el hecho de que los impuestos ya son altos en comparación con nuestros vecinos europeos.


Ventajas y desventajas de un impuesto más alto al alcohol

Beneficios de aumentar el impuesto al alcohol

  1. Aumentar los ingresos del gobierno.. La demanda de alcohol es bastante inelástica con respecto al precio, por lo que un impuesto más alto conducirá a un aumento de los ingresos fiscales del gobierno. En 2018/19, el gobierno del Reino Unido aumentó 10,7 mil millones de libras de los impuestos sobre las bebidas alcohólicas. En términos del PIB, esta cifra cayó al 1,2% en 1981 y al 0,55% en 2017.


Ventajas y desventajas de un impuesto más alto al alcohol

  • Los costos sociales del alcohol son significativamente más altos que los costos privados. El consumo de alcohol genera costos externos para el resto de la sociedad. Estos costos externos incluyen:
    • Costos de atención médica para el tratamiento de enfermedades relacionadas con el alcohol. Un informe estima que el coste conservador del tratamiento del alcoholismo en el NHS es de 3.400 millones de libras esterlinas al año. (guardián) De 1,6 millones de pacientes hospitalizados en hospitales del Reino Unido, el 20% consume alcohol nocivo
    • El alcohol es un factor en accidentes y crímenes violentos. Esto genera costes tanto para el sistema sanitario como para el servicio policial. En 2016, se estima que 240 personas murieron en accidentes de tráfico en los que al menos un conductor excedía el límite de alcohol. (Servicio Nacional de Salud)
    • Accidentes en el hogar. Menos conocido es el hecho de que se estima que el alcohol desempeña un papel en un tercio de todos los accidentes domésticos mortales. Boletín médico británico, Glucksman, E (1994)
    • Pérdida de tiempo en el trabajo. El consumo de alcohol es una de las principales razones por las que las personas no pueden trabajar debido a una enfermedad. Esto conlleva mayores costes para la empresa y pérdida de productividad. El IEAS El coste estimado para las empresas por el ausentismo, los accidentes y la pérdida de tiempo de trabajo es de 7.300 millones de libras esterlinas.
    • Costos humanos de afrontar la muerte, la enfermedad y el alcoholismo. Estos costos no siempre son cuantificables de inmediato, pero son muy altos para las familias que padecen alcoholismo. Según el profesor Sir Ian Gilmore, “en todo el Reino Unido, más de 80 personas mueren cada día por causas relacionadas con el alcohol, y sólo en Inglaterra hay más de 1 millón de ingresos hospitalarios relacionados con el alcohol cada año”.

El costo social del alcohol en Estados Unidos se estima en “184.6 mil millones de dólares por año en atención médica, economía y sistema de justicia penal, y causa más de 100.000 muertes”. Costos del alcohol

Los numerosos costos externos del alcohol significan que los costos sociales (costos totales para la sociedad) son mucho más altos que los costos privados individuales. Por lo tanto, en un mercado libre, se bebería en exceso porque cuando bebemos tendemos a ignorar los efectos sobre los demás. Esto conduce a una pérdida de bienestar. La economía sugiere que si aplicamos un impuesto al producto y dejamos que la gente soporte todo el costo social, la demanda caerá, reduciremos una porción significativa del costo social y lograremos un nivel de consumo de alcohol más eficiente socialmente.


Ventajas y desventajas de un impuesto más alto al alcohol

Este diagrama muestra que el impuesto óptimo es P2 – P0

Dado que el costo social del alcohol es muy alto, es posible que se requiera un impuesto significativo para reducir suficientemente la demanda.

  • El alcohol es un bien malo. Otro aspecto del alcohol es que los bebedores a menudo subestiman los costos personales del consumo excesivo de alcohol, por lo que el alcohol es una de las principales causas de muerte prematura en adultos jóvenes y también una de las principales causas de accidentes mortales. Algunos bebedores pueden volverse adictos y alcohólicos. Un precio más alto del alcohol puede desalentar el consumo excesivo e incluso disuadir a las personas de empezar a beber.

Argumentos en contra del aumento del impuesto al alcohol

  1. Los impuestos ya son altos. En el Reino Unido, los impuestos al alcohol ya son bastante altos.
  2. Precio de demanda inelástico. Los impuestos más altos no tienen mucho impacto en la reducción de la demanda, particularmente para los consumidores de alcohol más vulnerables (los adictos). Por lo tanto, para abordar los problemas causados ​​por el alcohol, necesitamos una amplia gama de medidas políticas que vayan más allá de la simple imposición. Esto puede incluir educación, apoyo a la recuperación de los alcohólicos y la prohibición de la publicidad. Los impuestos más altos por sí solos no cambiarán la cultura fiscal.
  3. Impuesto regresivo. El impuesto al alcohol es bastante regresivo. Un mayor porcentaje de impuestos se recauda de quienes ganan menos que de quienes ganan más. Para las familias que beben en exceso, los impuestos más altos podrían provocar una caída de su nivel de vida.
  4. Mercado negro. Unos impuestos más altos fomentarían el consumo en el mercado negro y las importaciones desde Europa. Cuanto mayor sea el impuesto, mayor será el incentivo para evitarlo. Esto podría significar que la gente elabora su propia cerveza o licores o los importa del continente. Las empresas británicas ya han sido víctimas de los “cruceros con alcohol” a través del Canal de la Mancha.
  5. Los pubs sufrirán una caída en el negocio. Los pubs ya están luchando por competir en un mundo moderno donde menos personas beben alcohol pero compran alcohol barato en los supermercados. Los pubs son importantes para la comunidad local.
  6. Una mejor solución para reducir los problemas con el alcohol podría ser un precio mínimo; esto está dirigido directamente a los bebedores jóvenes y problemáticos que buscan la forma más barata de emborracharse.
  7. Unos impuestos más altos sobre el alcohol podrían alentar a los jóvenes a cambiar a drogas más baratas como el cannabis.

Diploma

El alcohol tiene costos sociales significativos y hay buenas razones para gravar su consumo. Los impuestos ayudan a reducir el consumo excesivo y aumentar los ingresos para ayudar a financiar el NHS. Dada la magnitud de las admisiones y los accidentes relacionados con el alcohol, existen buenas razones para seguir aumentando los impuestos al alcohol. La dificultad es determinar el impuesto óptimo, dado que los impuestos al alcohol ya son relativamente altos. También necesitamos prevenir la evasión fiscal con impuestos más altos.

Relacionado

**Las ventajas y desventajas de un impuesto más alto al alcohol**

En muchos países, el alcohol es uno de los productos más consumidos y comercializados. Sin embargo, también es una sustancia que puede tener consecuencias negativas para la salud y puede causar problemas en la sociedad. Con el objetivo de reducir el consumo excesivo de alcohol y sus consecuencias, muchos gobiernos están considerando implementar impuestos más altos sobre las bebidas alcohólicas. En este artículo, exploraremos las ventajas y desventajas de un impuesto más alto al alcohol y cómo esto puede afectar tanto a los consumidores como a la sociedad en general.

**Ventajas de un impuesto más alto al alcohol**

1. **Reducción del consumo**: Un impuesto más alto sobre el alcohol puede desalentar a las personas a consumirlo en grandes cantidades. Al aumentar el precio de las bebidas alcohólicas, se espera que las personas sean más cuidadosas y limiten su consumo. Esto puede tener un impacto positivo en la salud de las personas y reducir los problemas relacionados con el consumo excesivo de alcohol, como enfermedades del hígado, accidentes automovilísticos y violencia.

2. **Aumento de los ingresos fiscales**: Un aumento en los impuestos al alcohol puede generar ingresos adicionales para el gobierno. Estos ingresos se pueden utilizar para financiar programas de prevención y tratamiento de problemas relacionados con el alcohol, como campañas de concienciación pública, educación sobre los riesgos del alcohol y programas de rehabilitación para personas con problemas de adicción.

3. **Promoción de bebidas alternativas**: Un impuesto más alto al alcohol puede promover el consumo de bebidas no alcohólicas como alternativas más saludables. Esto puede ayudar a fomentar hábitos de vida más saludables y reducir los riesgos asociados con el consumo excesivo de alcohol.

4. **Reducción de la carga sanitaria**: El consumo excesivo de alcohol está asociado con una variedad de problemas de salud, como enfermedades del hígado, daño cerebral y enfermedades cardiovasculares. Al reducir el consumo de alcohol a través de un impuesto más alto, se espera una disminución de estos problemas de salud, lo que puede resultar en una reducción de la carga sanitaria y menos gastos en servicios de salud.

5. **Incentivo para la industria del alcohol a producir bebidas más saludables**: Un impuesto más alto al alcohol puede incentivar a la industria a producir bebidas con menos contenido de alcohol y menos aditivos dañinos. Esto daría a los consumidores más opciones saludables y promovería la responsabilidad social entre los fabricantes de bebidas alcohólicas.

**Desventajas de un impuesto más alto al alcohol**

1. **Aumento de precios y carga económica para los consumidores**: Un impuesto más alto sobre el alcohol inevitablemente llevará a un aumento en los precios de las bebidas alcohólicas. Esto puede afectar económicamente a aquellos que disfrutan de una copa ocasional y aumentar la carga financiera de los consumidores regulares. Además, las personas con problemas de adicción al alcohol pueden sufrir dificultades económicas adicionales debido al aumento de los precios.

2. **Estímulo del mercado negro**: Un impuesto más alto al alcohol puede incentivar la aparición de un mercado negro de alcohol no regulado y de calidad dudosa. Esto puede llevar a un aumento de la producción y venta de productos ilegales, sin control sanitario y representando un mayor riesgo para la salud de las personas.

3. **Impacto en la industria y el empleo**: Un aumento de impuestos al alcohol puede tener un impacto negativo en la industria del alcohol y el empleo asociado. Las empresas dedicadas a la producción y venta de bebidas alcohólicas pueden sufrir disminución de ventas y la necesidad de reducir personal. Esto puede tener un impacto económico negativo a nivel local y regional.

4. **Desplazamiento del consumo hacia otros productos**: Un aumento de impuestos al alcohol puede llevar a un desplazamiento del consumo hacia otras sustancias como drogas ilícitas o productos de tabaco. Esto puede ser problemático ya que estas sustancias también pueden tener consecuencias negativas para la salud y la sociedad.

En resumen, un impuesto más alto al alcohol tiene tanto ventajas como desventajas. Si bien puede disminuir el consumo excesivo de alcohol, reducir la carga sanitaria y generar ingresos fiscales adicionales, también puede aumentar los precios y crear un mercado negro. Es importante considerar cuidadosamente las implicaciones de un impuesto más alto al alcohol, sopesando los beneficios y los posibles efectos negativos en la sociedad en general.

Error 403 The request cannot be completed because you have exceeded your quota. : quotaExceeded

Deja un comentario

¡Contenido premium bloqueado!

Desbloquear Contenido
close-link