¿Una mayor deuda conduce a tasas de interés más altas?

En el mundo económico, la deuda es un tema que suscita preocupación y debate constante. ¿Qué sucede cuando un país se adentra en una espiral de endeudamiento? ¿Cómo afecta esto a las tasas de interés? En este artículo, exploraremos la relación entre la deuda y las tasas de interés, desentrañando cómo un mayor nivel de deuda puede llevar a tasas de interés más altas y los posibles efectos que esto puede tener en la economía. Si alguna vez te has preguntado sobre el impacto de la deuda en el sistema financiero, ¡sigue leyendo para descubrirlo!

¿Existe una conexión entre la deuda nacional y el tipo de interés de los bonos gubernamentales?

Un argumento que escuchamos a menudo es que podemos esperar mayores rendimientos de los bonos a medida que aumenta la deuda pública. Los inversores exigen mayores rendimientos para compensar el riesgo de quiebra del gobierno.

Sin embargo, otros economistas creen que esto es engañoso. Cuando la inflación es baja y hay un exceso de ahorro en la economía, el aumento de la deuda no hace que aumenten los rendimientos de los bonos. En los últimos años, el aumento de la deuda pública ha provocado una caída de los rendimientos de los bonos.

Deuda y rendimientos en la gran recesión de 2008-21


¿Una mayor deuda conduce a tasas de interés más altas?

  • Este gráfico muestra que la deuda neta del Reino Unido aumentó del 36% del PIB en 1993 al 98% del PIB en 2021.
  • Durante este período, los rendimientos de los bonos del Tesoro cayeron desde un máximo del 9% en 1994 al 0,2% en 2021.
  • Esto muestra que en una recesión y un período de baja inflación, podemos esperar que los rendimientos de los bonos caigan, incluso cuando los niveles de deuda aumentan.

¿Qué es el rendimiento de un bono?


¿Una mayor deuda conduce a tasas de interés más altas?
La relación inversa entre el valor de mercado de un bono y el rendimiento efectivo del bono

Los bonos gubernamentales se venden a inversores privados para financiar la deuda pública.

El rendimiento de los bonos es la tasa de interés efectiva que reciben las personas que poseen bonos gubernamentales.

  • Cuando hay una gran demanda de bonos gubernamentales, el precio de los bonos aumenta y el rendimiento de los bonos disminuye.
  • Si la demanda de bonos gubernamentales cae, el precio de los bonos cae y el rendimiento efectivo de los bonos aumenta.

Para entender más al respecto. Ver: relación inversa entre el precio del bono y el rendimiento del bono

¿Por qué una mayor deuda podría generar mayores rendimientos de los bonos?

1. Miedo al impago. Si un gobierno se endeuda demasiado, los inversores pueden temer que el gobierno corra el riesgo de incumplir sus obligaciones. Si el gobierno se endeuda demasiado, es posible que no pueda hacer frente a los pagos en el futuro, lo que significa que el gobierno no reembolsará los bonos. Si los inversores temen que esto sea una posibilidad, no querrán comprar bonos sino venderlos.

  • Entonces, a medida que los inversores vendan, los rendimientos de los bonos aumentarán para reflejar el riesgo de prestar dinero al gobierno.
  • Los inversores exigen una prima de tasa de interés más alta para compensar el riesgo de incumplimiento de la deuda.
  • Por esta razón, es probable que los países con un historial de impagos de deuda tengan rendimientos de bonos más altos.

2. inflación. Si un gobierno pide prestado demasiado, puede verse tentado a controlar la deuda aumentando la oferta monetaria (imprimiendo dinero) y pagando la deuda mediante inflación. Sin embargo, cuando esto sucede, los inversores pierden el valor real de sus bonos. Los bonos perderán valor porque la inflación reduce su valor real. (Esto a veces se denomina incumplimiento inflacionario). Cuando los inversores temen la inflación, pueden vender bonos, lo que provoca un aumento de las tasas de interés.

  • Una inflación más alta conducirá a mayores rendimientos de los bonos a medida que los inversores exijan tasas de interés más altas para protegerse de la caída del valor de los bonos nominales.

Por qué unos niveles de deuda más altos no conducen a mayores rendimientos de los bonos

Aunque esto es posible, es poco común en las economías occidentales desarrolladas.

1. El riesgo de fracaso es muy bajo. Es raro que una economía desarrollada no pueda pagar su deuda nacional. Países como el Reino Unido y Estados Unidos nunca han sufrido una cesación de pagos total en su historia. Japón tiene una deuda nacional de más del 230% del PIB, pero los rendimientos de los bonos siguen siendo muy bajos. Los inversores no temen un impago del gobierno japonés y, por tanto, están dispuestos a seguir comprando bonos japoneses.

2. Prestamista de última instancia. Para los países con sus propias monedas (ignoremos por ahora las economías de la eurozona), el banco central puede intervenir en cualquier momento y comprar deuda pública. Si fuera necesario, el banco central podría crear dinero para comprar bonos gubernamentales. Esto ayuda a evitar posibles temores de liquidez en los mercados.

3. La deuda y el ciclo económico. Durante una recesión, la deuda nacional tiende a aumentar. Esto se debe a factores económicos como la caída de los ingresos por impuestos a la renta y un mayor gasto social. Esto conduce a una mayor deuda, pero en una recesión la tasa de ahorro privado tiende a aumentar. Durante una recesión, la demanda de bonos gubernamentales aumenta porque la gente quiere un refugio seguro para su exceso de ahorro. Por lo tanto, los rendimientos de los bonos tienden a caer durante una recesión, porque la demanda de compra de bonos es mayor.

A medida que la economía se recupera, los ahorradores comienzan a buscar usos más rentables para sus ahorros (por ejemplo, mercado de valores, inversiones privadas). Por lo tanto, a medida que la economía se recupera, los bonos se vuelven menos atractivos y las tasas de interés comienzan a subir.

Además, la tasa de interés clave se reduce en una recesión. Esto tiende a reducir todas las tasas de interés de la economía, incluidos los rendimientos de los bonos.

4. Déficit presupuestario


¿Una mayor deuda conduce a tasas de interés más altas?

De 2011 a 2015, la deuda neta aumenta, pero las necesidades de endeudamiento anual disminuyen

Además de la deuda neta del sector público (deuda total), vale la pena echar un vistazo al déficit presupuestario anual. Se podría argumentar que un plan “creíble” para reducir el déficit presupuestario asegura a los mercados que la deuda pública es manejable.

Por ejemplo, el gobierno del Reino Unido afirmará que sus medidas de austeridad para reducir el déficit presupuestario son responsables de la caída de los rendimientos de los bonos del Reino Unido (2012-17).

5. Muchos factores afectan los rendimientos de los bonos.

La dificultad es que hay muchos factores que influyen en los rendimientos de los bonos, y la deuda pública y los déficits presupuestarios suelen ser factores sin importancia. Sólo en determinadas circunstancias el nivel de deuda pública tendrá un impacto importante en los rendimientos de los bonos.

Los factores más importantes para determinar los rendimientos de los bonos son probablemente la inflación, las tasas de interés y el crecimiento económico.

Lecturas adicionales: para comprender todos los factores que influyen en los rendimientos de los bonos

Los rendimientos de los bonos y las economías de la eurozona

En 2011 y 2012, varias economías de la eurozona experimentaron aumentos en los rendimientos de los bonos.

Esto ocurrió en un momento de crecientes déficits presupuestarios y mayor deuda nacional.


¿Una mayor deuda conduce a tasas de interés más altas?

Los responsables de las políticas de la UE en ese momento explicaron a menudo que era necesario reducir el endeudamiento para reducir los rendimientos de los bonos.

Sin embargo, el principal problema para países como Irlanda, Italia y España fue que no había ningún banco central dispuesto a actuar como prestamista de última instancia. Por lo tanto, los mercados vieron una posibilidad real de escasez de liquidez, lo que puso nerviosos a los inversores.

Cuando el BCE decidió actuar efectivamente como prestamista de último recurso e intervenir en los mercados de bonos después de 2012, los rendimientos de los bonos cayeron.

Recuperación económica y rendimiento de los bonos

Cuando hay crecimiento económico, los rendimientos de los bonos tienden a aumentar. ¿Por qué es esto?

  1. Con crecimiento económico, podemos esperar una inflación más alta. Por lo tanto, los inversores esperan que las tasas de interés más altas compensen el riesgo de que la inflación reduzca el valor real de un bono.
  2. Mas opciones. Durante una recesión, los inversores se muestran reacios a invertir en el mercado de valores y en bonos corporativos. En una recesión, las perspectivas de obtener elevados beneficios y dividendos son escasas. Por tanto, los inversores prefieren la seguridad de los bonos gubernamentales. Están dispuestos a aceptar tipos de interés bajos para asegurarse de no perder valor en el mercado de valores. Sin embargo, a medida que aumenta el crecimiento económico, las acciones y los bonos corporativos se vuelven relativamente más atractivos. Cuando las ganancias aumentan, los inversores estarán felices de comprar acciones que ofrezcan rendimientos comparativamente mejores que los bonos gubernamentales. Por tanto, la demanda de bonos caerá y los rendimientos aumentarán.

Relacionado

¿Una mayor deuda conduce a tasas de interés más altas?

La relación entre la deuda y las tasas de interés es un tema ampliamente debatido en el mundo de las finanzas. Existe la creencia común de que a medida que aumenta la deuda de un país, también lo hacen sus tasas de interés. Sin embargo, esta relación no es tan directa como se podría pensar a primera vista. En este artículo, analizaremos más de cerca cómo funciona esta conexión y si realmente existe una relación causal entre una mayor deuda y tasas de interés más altas.

¿Qué es la deuda nacional?

La deuda nacional se refiere al dinero que un gobierno toma prestado para financiar sus gastos. Esto puede incluir préstamos emitidos a nivel nacional e internacional. Los gobiernos recurren a la deuda cuando no tienen suficientes ingresos para cubrir sus gastos, como financiar programas sociales, construir infraestructuras, pagar salarios del sector público, entre otros.

¿Qué son las tasas de interés?

Las tasas de interés representan el costo de pedir prestado dinero. Son una medida de la rentabilidad que un prestamista exige a cambio de prestar dinero. Cuando las tasas de interés son altas, los préstamos son más costosos, lo que puede desacelerar la economía y, en última instancia, afectar las tasas de interés de las deudas nacionales.

Factores que influyen en las tasas de interés

Las tasas de interés están sujetas a una serie de factores que pueden influir en su nivel, entre ellos encontramos:

  • La política monetaria: los bancos centrales tienen la capacidad de aumentar o disminuir las tasas de interés para controlar la inflación y el crecimiento económico. Por lo general, una política monetaria restrictiva se asocia con tasas de interés más altas y una política monetaria expansiva con tasas de interés más bajas.
  • Inflación: cuando la inflación es alta, los prestamistas exigen tasas de interés más altas para compensar la pérdida de poder adquisitivo de su dinero en el tiempo.
  • Condiciones económicas: en tiempos de incertidumbre económica, es común que las tasas de interés aumenten debido a un mayor riesgo percibido por parte de los prestamistas.
  • Demanda y oferta de crédito: cuando la demanda de crédito es alta, las tasas de interés tienden a subir. Por el contrario, si la oferta de crédito es mayor que la demanda, las tasas de interés tienden a bajar.

¿Existe una relación directa entre la deuda y las tasas de interés?

A pesar de la creencia común, no existe una relación directa entre la deuda de un país y las tasas de interés que este debe pagar. Hay varios ejemplos que demuestran que esto puede no ser necesariamente cierto. Por ejemplo, Japón tiene una de las mayores deudas públicas del mundo, pero sus tasas de interés son extremadamente bajas. Por otro lado, algunos países con deudas más bajas tienen tasas de interés más altas.

Como mencionamos anteriormente, las tasas de interés son influenciadas por una variedad de factores, incluida la política monetaria y las condiciones económicas. A esto se suman otros elementos como las expectativas de inflación y la confianza de los inversores en la economía de un país, que también pueden afectar las tasas de interés. Por lo tanto, afirmar que una mayor deuda siempre conduce a tasas de interés más altas sería demasiado simplista.

Beneficios de mantener tasas de interés bajas o altas

Ya sea que las tasas de interés sean altas o bajas, ambas situaciones tienen sus ventajas y desventajas.

Tasas de interés altas:

  • Estimulan el ahorro: cuando las tasas de interés son altas, los consumidores están más incentivados a ahorrar su dinero en lugar de gastarlo.
  • Control de la inflación: las tasas de interés altas pueden ayudar a controlar la inflación y evitar un crecimiento desenfrenado de los precios.
  • Mayor rendimiento para inversiones: las tasas de interés más altas pueden beneficiar a aquellos que invierten en instrumentos financieros como bonos, depósitos a plazo fijo, entre otros, ya que ofrecen un rendimiento más alto.

Tasas de interés bajas:

  • Estimulan el consumo y la inversión: cuando las tasas de interés son bajas, los préstamos son más baratos, lo que fomenta el consumo y la inversión en la economía.
  • Estímulo a la actividad económica: las tasas de interés bajas pueden estimular el crecimiento económico y la creación de empleo.
  • Facilitan la gestión de la deuda: cuando las tasas de interés son bajas, los gobiernos pueden refinanciar su deuda existente a tasas más favorables, lo que reduce su carga financiera.

Consejos prácticos para administrar la deuda y las tasas de interés

  • Evalúa las tasas de interés antes de pedir prestado: antes de asumir una deuda, es importante comparar las diferentes opciones de préstamo y evaluar las tasas de interés ofrecidas por los diferentes prestamistas.
  • Planificación financiera adecuada: mantener un presupuesto y una planificación financiera sólidos puede ayudar a evitar acumular deudas innecesarias y administrar mejor las tasas de interés.
  • Aprovecha las tasas de interés bajas para refinanciar: si las tasas de interés son bajas, considera refinanciar tus deudas existentes para obtener condiciones más favorables.
  • Evita acumular demasiada deuda: mantener un nivel de deuda manejable puede ayudar a disminuir los riesgos asociados con las tasas de interés en caso de un aumento abrupto.

Ahora que tienes una mejor comprensión de la relación entre la deuda y las tasas de interés, es importante recordar que esta conexión es compleja y está influenciada por diversos factores. Mantén una buena gestión financiera y realiza evaluaciones adecuadas antes de asumir cualquier deuda para aprovechar al máximo las tasas de interés a tu disposición.

Error 403 The request cannot be completed because you have exceeded your quota. : quotaExceeded

Deja un comentario

¡Contenido premium bloqueado!

Desbloquear Contenido
close-link