Metas macroeconómicas y conflictos

Dentro del complejo mundo de la economía, es fundamental entender la relación íntima entre las metas macroeconómicas y los conflictos que existen en este ámbito. La economía no solo se trata de números y cifras, sino que también está influenciada por una serie de factores políticos, sociales y geopolíticos. En este artículo, exploraremos cómo los conflictos pueden afectar las metas macroeconómicas, así como cómo estas últimas pueden contribuir a la resolución de conflictos. Acompáñanos en esta fascinante travesía por el universo económico y su relación con los conflictos.

Una mirada a los principales objetivos macroeconómicos (crecimiento económico, inflación y desempleo, deuda pública) y posibles conflictos entre estos diferentes objetivos macroeconómicos.


Metas macroeconómicas y conflictos

Los principales objetivos macroeconómicos.

  1. Crecimiento económico: crecimiento positivo y sostenible (en el Reino Unido la tasa de tendencia a largo plazo ronda el 2,5%).
  2. Baja inflación (objetivo del Reino Unido 2% +/-1) –
  3. Bajo desempleo/pleno empleo (por ejemplo, alrededor del 3%)
  4. Balanza corriente – balanza de pagos. Situación satisfactoria (es decir, evitar un déficit de cuenta corriente insostenible)
  5. Baja deuda del gobierno/sector público.
  6. Estabilidad del tipo de cambio

Algunos economistas también consideran:

  1. Cuestiones de justicia (evitar la desigualdad)
  2. Factores ambientales (sostenibilidad ambiental a largo plazo)

Conflictos de objetivos macroeconómicos


Metas macroeconómicas y conflictos

1. Crecimiento económico versus inflación

Puede surgir un conflicto macroeconómico entre el crecimiento económico y la inflación (lo que lleva a un conflicto similar entre desempleo e inflación). Cuando el crecimiento económico es rápido, es más probable que aumenten las presiones inflacionarias. La inflación es particularmente probable cuando el crecimiento está por encima de la tasa de tendencia a largo plazo y AD aumenta más rápido que AS.

Cuando la economía crece muy rápidamente, las empresas tienen dificultades para emplear suficientes trabajadores calificados. Esto puede conducir a una inflación salarial y salarios más altos conducen a precios más altos. Cuando la demanda crece más rápido que la oferta, las empresas responden a la escasez aumentando los precios.

Crecimiento inflacionario


Metas macroeconómicas y conflictos

En este gráfico, hay un aumento en AD cuando la economía está cerca de su capacidad total. Obtenemos un aumento del PIB real, pero también un aumento de la tasa de inflación.

Ejemplo de conflicto entre crecimiento económico e inflación

A finales de los años 1980, durante la Auge de LawsonEl Reino Unido experimentó un alto crecimiento económico (4-5% anual). Esta tasa de crecimiento estuvo por encima de la tasa de crecimiento tendencial a largo plazo, pero provocó un aumento de las presiones inflacionarias. Incluso si el crecimiento es muy rápido, puede haber escasez de oferta que conduzca a un aumento de los precios de las materias primas. Este auge económico de la década de 1980 resultó insostenible y finalmente condujo a una recesión en 1991 (cuando el gobierno aumentó las tasas de interés para controlar la inflación).

Metas macroeconómicas y conflictos

El rápido crecimiento económico de 1986-1989 provocó que la inflación aumentara a casi el 1%. Fueron necesarias tasas de interés del 12% y la recesión de 1991-92 para controlar la inflación.

Bajo crecimiento de la inflación

Sin embargo, es posible lograr crecimiento económico sin provocar inflación. Si el crecimiento es sostenible, si se acerca a la tasa de tendencia a largo plazo, entonces el LRAS crecerá al mismo ritmo que el AD y, por tanto, no habrá inflación.


Metas macroeconómicas y conflictos

Crecimiento económico sin inflación. AD y LRAS están aumentando al mismo ritmo.

El Reino Unido experimentó un largo período de expansión económica entre 1993 y 2007. Sin embargo, este crecimiento económico sostenido no provocó inflación. A esto a veces se le llama la Gran Moderación.


Metas macroeconómicas y conflictos

La Gran Moderación de Gran Bretaña de 1992 a 2008: baja inflación, crecimiento económico positivo.

2. Crecimiento económico versus balanza de pagos

Cuando el crecimiento económico es impulsado por el gasto de los consumidores, esto tiende a resultar en un déficit de cuenta corriente. Esto se debe a que a medida que aumenta el gasto de los consumidores, también aumentará el gasto en importaciones. Esto es particularmente cierto en el Reino Unido, donde tradicionalmente tenemos una alta propensión marginal a importar (MPM). Además, un alto crecimiento económico puede aumentar la inflación y reducir la competitividad de las exportaciones.


Metas macroeconómicas y conflictos

A finales de la década de 1980 se produjo un auge económico y un creciente déficit en cuenta corriente. La recesión de 1992 provocó una disminución del gasto en importaciones y una disminución del déficit en cuenta corriente.

Sin embargo, cuando el crecimiento económico está orientado a las exportaciones, puede producirse un aumento del crecimiento económico sin crear un déficit en cuenta corriente. Alemania, por ejemplo, experimenta un fuerte crecimiento económico pero a menudo tiene un superávit en cuenta corriente.

Más información: ¿Existe un conflicto entre el crecimiento económico y la balanza de pagos?

3. Crecimiento económico versus déficit presupuestario

Un gobierno puede sentir que necesita reducir el déficit presupuestario. Esto requiere impuestos más altos y menor gasto. Sin embargo, este endurecimiento de la política fiscal conducirá a una disminución de la DA y a un menor crecimiento económico.

Del mismo modo, si el gobierno quiere aumentar el crecimiento económico, podría aplicar una política fiscal expansiva (recortes de impuestos/aumentos del gasto). Esto debería aumentar la demanda agregada y promover el crecimiento económico, pero habrá un efecto secundario: aumentará el déficit presupuestario.

Evaluación

Cuando las medidas para reducir un déficit presupuestario conducen al desempleo y a un menor crecimiento, el gobierno tiene que gastar más en beneficios sociales y recibe menos ingresos fiscales. Por lo tanto, se espera que el déficit disminuya sólo ligeramente. Este ha sido un dilema para los gobiernos europeos desde las medidas de austeridad posteriores a 2010.

Sin embargo, depende de cómo se reduzca el déficit presupuestario. Por ejemplo, aumentar la edad de jubilación y dificultar la recepción de prestaciones puede reducir el gasto público, pero tendrá poco impacto negativo en el crecimiento económico (de hecho, la gente tendrá que trabajar más tiempo, lo que aumenta el LRAS). Sin embargo, puede haber efectos secundarios en cuestiones de igualdad y justicia.

4. Crecimiento económico versus medio ambiente

Puede haber un fuerte conflicto entre el crecimiento económico y los objetivos ambientales. Un PIB más alto conduce a mayores niveles de contaminación y un mayor consumo de recursos no renovables.

Sin embargo, es posible lograr crecimiento económico sin dañar el medio ambiente. Por ejemplo, el desarrollo de paneles solares ha ayudado a aumentar la productividad energética, pero también es mejor para el medio ambiente que quemar carbón.

5. Conflicto entre desempleo e inflación

A menudo hay un equilibrio (al menos en el corto plazo) entre desempleo e inflación. Durante un período de alto crecimiento se crean empleos, lo que conduce a una caída del desempleo. Sin embargo, si el desempleo cae, puede ejercer presión al alza sobre los salarios y generar inflación.


Metas macroeconómicas y conflictos

La curva de Phillips sugiere que existe un equilibrio entre estos dos objetivos. Por ejemplo, una disminución de las tasas de interés conduce a una mayor demanda agregada (DA). Una DA más alta conduce a un mayor crecimiento (menor desempleo) pero también a una mayor inflación. Por tanto, el compromiso de la curva de Phillips se desplaza de A a B.

Sin embargo, es posible reducir tanto la inflación como el desempleo. Cuando se utilizan medidas exitosas del lado de la oferta, se puede reducir el desempleo estructural sin causar inflación salarial. Además, la inflación seguirá siendo baja si el crecimiento es sostenible.

Ver también: ¿Existe un equilibrio entre inflación y desempleo?

Relacionado

Metas macroeconómicas y conflictos

En el mundo de la economía, los gobiernos y las instituciones financieras se enfrentan a una variedad de metas macroeconómicas que buscan lograr un crecimiento sostenible y una estabilidad económica. Sin embargo, en el camino hacia estas metas, a menudo surgen conflictos y desafíos que pueden dificultar el progreso y generar tensiones en la sociedad. En este artículo, exploraremos las metas macroeconómicas comunes, los conflictos asociados y cómo abordarlos.

Metas macroeconómicas principales

Las metas macroeconómicas son objetivos a largo plazo que los países y las instituciones buscan alcanzar para mantener un sistema económico saludable. Las metas más comunes incluyen:

  • Crecimiento económico: El crecimiento económico se refiere al aumento sostenido de la producción de bienes y servicios en una economía durante un período de tiempo. Los países generalmente aspiran a un crecimiento económico constante para mejorar el nivel de vida de sus ciudadanos.
  • Estabilidad de precios: La estabilidad de precios se refiere a la ausencia de inflación o deflación significativa. Los gobiernos y los bancos centrales buscan mantener un nivel de inflación bajo y estable para evitar perturbaciones en la economía y el poder adquisitivo de los consumidores.
  • Pleno empleo: Alcanzar el pleno empleo implica crear suficientes oportunidades laborales para la población activa. Esto no significa necesariamente un desempleo del 0%, ya que siempre existe cierto grado de desempleo friccional o estructural. Sin embargo, el objetivo es maximizar el empleo y minimizar el desempleo involuntario.
  • Equilibrio externo: Lograr un equilibrio externo implica mantener un balance adecuado en la balanza de pagos, lo que significa que las exportaciones y las importaciones están equilibradas. Un déficit o superávit excesivo puede conducir a problemas económicos y afectar la estabilidad.

Conflictos en la búsqueda de metas macroeconómicas

Si bien las metas macroeconómicas antes mencionadas son deseables, su logro no siempre es fácil y puede presentar conflictos. Algunos de los conflictos más comunes son:

  • Conflicto inflación-desempleo: Existe una relación inversa entre la inflación y el desempleo conocida como la curva de Phillips. Los intentos de reducir la inflación pueden llevar a un aumento temporal del desempleo, y viceversa.
  • Conflicto entre crecimiento y equidad: El crecimiento económico puede generar desigualdad económica si no se distribuye equitativamente. A veces, se debe elegir entre maximizar el crecimiento y garantizar una distribución justa de los beneficios económicos.
  • Conflictos entre políticas monetaria y fiscal: Las políticas monetarias y fiscales pueden entrar en conflicto cuando se implementan simultáneamente. Por ejemplo, si el gobierno aplica políticas fiscales expansivas, mientras que el banco central busca reducir la inflación a través de políticas monetarias restrictivas, pueden surgir tensiones.

Cómo abordar los conflictos

A pesar de los conflictos inherentes, existen estrategias y políticas que pueden ayudar a abordarlos y avanzar hacia las metas macroeconómicas deseadas. Algunas de estas estrategias son:

  • Coordinación y comunicación: Es fundamental que los responsables de la formulación de políticas monetarias y fiscales trabajen en estrecha colaboración y se comuniquen de manera efectiva para minimizar los conflictos y maximizar el impacto de sus decisiones.
  • Flexibilidad y adaptabilidad: Los desafíos económicos y los conflictos a menudo requieren respuestas flexibles y ajustes en las políticas. Las estrategias rígidas pueden ser contraproducentes y obstaculizar los resultados deseados.
  • Apoyo a la educación y la capacitación: Brindar acceso a una educación de calidad y programas de capacitación ayudará a abordar el conflicto entre el crecimiento económico y la equidad. Esto brinda a las personas más oportunidades para beneficiarse del crecimiento económico.

Beneficios y consejos prácticos

Al buscar alcanzar las metas macroeconómicas y abordar los conflictos, hay una serie de beneficios y consejos prácticos que pueden ayudar. Algunos de ellos son:

Beneficios Consejos prácticos
Mayor bienestar económico para los ciudadanos Mantener una combinación de políticas adecuada
Estabilidad financiera y económica Promover la transparencia y la responsabilidad en la gestión económica
Mayor inversión y empleo Promover la diversificación económica

A medida que los gobiernos y las instituciones continúan trabajando hacia la consecución de metas macroeconómicas, es importante reconocer y abordar los conflictos que puedan surgir en el camino. La coordinación, la flexibilidad y el apoyo a la educación son clave para superar estos desafíos y lograr un desarrollo económico sostenible y equitativo para todos.

¿Qué es la política económica, sus objetivos e instrumentos?

Se expone qué es la política económica, sus objetivos e instrumentos, además de sus elementos básicos, su marco (los sistemas ...

Deja un comentario

¡Contenido premium bloqueado!

Desbloquear Contenido
close-link