Fracaso de los mercados financieros

En el mundo de las finanzas, la palabra “fracaso” puede resultar aterradora y, a la vez, intrigante. Y es que, aunque se espere que los mercados financieros sean siempre fuertes y exitosos, la realidad es que también experimentan episodios de fracaso. En este artículo, exploraremos el tema del fracaso de los mercados financieros, analizando las posibles causas y consecuencias de estas fallas. Descubriremos por qué algunos inversionistas triunfan mientras que otros terminan en la ruina, y cómo estos fracasos pueden afectar a la economía en su conjunto. Prepárate para adentrarte en el oscuro y fascinante mundo de los fracasos financieros.

Fracaso de los mercados financieros

Las fallas del mercado financiero se refieren a situaciones en las que los mercados financieros no funcionan eficientemente, lo que lleva a una pérdida de producción económica y una reducción en el valor de la riqueza nacional.

Fallo del mecanismo de fijación de precios

Cuando un mercado financiero falla, significa que el mecanismo de fijación de precios no está funcionando de manera efectiva. Una función esencial del mecanismo de fijación de precios es asignar un precio a bienes y servicios. Sin embargo, en los mercados financieros, los precios de los activos pueden no reflejar toda la gama de costos y beneficios asociados con la posesión o negociación de esos activos. Por ejemplo, no determinar el “riesgo” asociado con la tenencia de un activo financiero puede resultar en una discrepancia entre el valor de mercado (o comercial) del activo y su valor real. Esto puede distorsionar la toma de decisiones y dar lugar a una mala asignación de recursos.

Una característica de la crisis financiera fue la aparición de activos “tóxicos” donde los riesgos estaban ocultos y cuyos valores de mercado no reflejaban la valoración subyacente del activo cuando se basaban en un cálculo preciso del riesgo.

Hay varias características de los mercados financieros que sugieren que el mecanismo de fijación de precios dentro de estos mercados puede no ser capaz de maximizar el bienestar económico.

Tipos de fallas del mercado financiero

Asimetrías y fallo de información

La mayor falla de mercado que afecta a los mercados financieros es la falta de información suficiente para tomar decisiones racionales sobre el valor de un activo. La falta de información puede afectar al comprador, al vendedor o a ambas partes.

Una característica de los mercados financieros en el período anterior a la crisis financiera fue la aparición de nuevos tipos de valores y, por tanto, nuevos tipos de riesgo. Las bajas tasas de interés y los bajos rendimientos de los bonos gubernamentales “seguros” hicieron que los inversores globales buscaran nuevos activos en los que invertir. Esta demanda desencadenó la expansión de la deuda titulizada, donde la deuda existente se empaqueta y se vende como nuevos activos. Esto fomentó la introducción de derivados nuevos e innovadores y otros instrumentos como los CDO (obligaciones de deuda colateralizadas). Sin embargo, esto llevó a que los deudores fueran cada vez más conscientes de los riesgos que enfrentaban. Como resultado, desconocían el impacto potencial que el incumplimiento por parte de individuos y organizaciones podría tener sobre ellos (o sus balances).

Debido a la falta de información, se tendió a subestimar los riesgos y a sobreestimar los activos. Esto dio lugar a que muchas instituciones tomaran decisiones poco prudentes sobre los activos que poseían. Esto también los animó a prestar a prestatarios de alto riesgo de alto riesgo, como los del mercado inmobiliario de alto riesgo.

Riesgo moral

La falta de comprensión del nivel de riesgo asociado con los activos titulizados se vio exacerbada por la suposición de muchas instituciones financieras de que eran “demasiado grandes o demasiado importantes” para quebrar y, por lo tanto, serían rescatadas si fuera necesario. Esto animó a asumir más riesgos que iban más allá de los niveles racionales. En este caso, el banco central –en su papel de prestamista de último recurso– fue visto como una “póliza de seguro” en caso de que las instituciones financieras sufrieran pérdidas excesivas debido a préstamos imprudentes.

La teoría del riesgo moral sugiere que cuando los individuos u organizaciones están asegurados contra pérdidas asociadas con decisiones económicas, es menos probable que consideren las consecuencias negativas de esas decisiones.

Especulación excesiva

La demanda y la oferta de activos financieros está determinada en gran medida por motivos especulativos: comprar anticipando una ganancia de capital y vender para evitar una pérdida de capital. A falta de información exhaustiva sobre los valores y riesgos futuros, el comportamiento de los especuladores se rige por lo que Keynes llamó el “espíritu animal” y el “instinto de pastoreo”. Esto significa que pueden ocurrir “burbujas” en los mercados, donde el valor de mercado está muy por encima de su valor “verdadero”. Finalmente, algunos especuladores suponen que el próximo movimiento en los precios de los activos será a la baja y, por lo tanto, venden sus activos para evitar pérdidas. Esto luego desencadena una caída de precios cuando la “burbuja” estalla y el resto del rebaño comienza a vender.

Se puede argumentar que, si bien los movimientos de precios son beneficiosos para un mercado financiero saludable, la especulación excesiva conduce a una inestabilidad excesiva e impide que los mercados financieros funcionen con eficacia.

Consecuencias de los efectos externos.

Teniendo en cuenta las fallas mencionadas, está claro que los mercados financieros pueden fallar de vez en cuando, ya sea de manera menor o temporal (por ejemplo, debido a que no se proporciona suficiente liquidez) o de manera que tenga consecuencias macroeconómicas significativas.

Las fallas del mercado financiero pueden generar numerosas externalidades negativas, entre ellas:

  1. Caída de la producción real.
  2. Aumento del desempleo.
  3. Caída de los salarios reales.
  4. Aumento de las tasas de pobreza.
  5. Caída de beneficios y quiebras.

Falta de competencia y manipulación del mercado.

El número relativamente pequeño de instituciones financieras que dominan ciertos mercados financieros puede alentar a los participantes del mercado a participar en colusiones y comportamientos similares a los de los cárteles. El comportamiento colusorio puede extenderse a la manipulación del mercado, donde los precios de los activos u otros aspectos del mercado son fijados por las empresas dominantes.

Esto es lo que pasó en el Escándalo Libor (El Libor es el Precio de oferta interbancaria de Londres), en el que se fijaban tipos de interés y tipos de cambio. Una tasa Libor es una tasa de interés promedio (o tipo de cambio) calculada utilizando datos de los principales bancos mundiales. En términos de tipos de interés, el tipo Libor se utiliza en todo el mundo para fijar los tipos de interés de una amplia gama de préstamos, desde los intereses hipotecarios hasta los intereses de los préstamos estudiantiles.

Se supone que la presentación de los tipos de cambio se basa en datos bancarios reales, pero una investigación en los EE.UU. encontró que cinco bancos importantes -Citicorp, JPMorgan Chase, Barclays, el Royal Bank of Scotland y UBS AG- trabajaron juntos durante varios años para fijar sus tipos de cambio. tipos de cambio Favor. Otra investigación encontró una vinculación generalizada de las tasas de interés en los mercados financieros globales.

Diploma

La magnitud de estos incumplimientos y la gravedad de la crisis financiera mundial obligaron a los gobiernos y los bancos centrales a repensar cómo deberían monitorear y regular los mercados financieros para reducir el impacto de estos incumplimientos y shocks financieros.

Ir a regulación bancaria

El fracaso de los mercados financieros y su impacto económico

Los mercados financieros son componentes clave de la economía global. Sin embargo, a lo largo de la historia, estos mercados han experimentado una serie de fracasos que han tenido un impacto profundo en la economía mundial. En este artículo, exploraremos algunos de los fracasos más importantes que han ocurrido en los mercados financieros y examinaremos su repercusión en la economía.

1. La crisis financiera de 2008

Uno de los fracasos más destacados en los mercados financieros fue la crisis financiera mundial de 2008. Esta crisis fue desencadenada por la burbuja inmobiliaria en los Estados Unidos y tuvo un impacto devastador en los mercados financieros de todo el mundo.

En esta crisis, los precios de las viviendas se dispararon debido a la especulación y a los préstamos hipotecarios de alto riesgo. Sin embargo, cuando el mercado inmobiliario colapsó, los precios de las viviendas se desplomaron, lo que llevó a una crisis financiera generalizada.

Los bancos y otras instituciones financieras se encontraron con grandes cantidades de préstamos incobrables, lo que provocó su colapso o su necesidad de ser rescatados por los gobiernos. Esto tuvo un efecto en cascada en la economía, causando una recesión global que afectó a muchas industrias y millones de personas en todo el mundo.

2. La burbuja de las puntocom

Otro ejemplo de fracaso en los mercados financieros fue la burbuja de las puntocom en la década de 1990. Durante este período, las acciones de las empresas tecnológicas experimentaron un aumento desmedido en su valor, impulsado por la excesiva especulación de los inversores.

Esta especulación llevó a una sobrevaloración masiva de las empresas tecnológicas, muchas de las cuales no generaban beneficios reales. Cuando la burbuja estalló en el año 2000, muchas de estas empresas colapsaron y los inversores perdieron una gran cantidad de dinero.

El impacto económico de esta burbuja fue significativo, ya que muchas personas perdieron sus puestos de trabajo y el crecimiento económico se vio afectado negativamente. Sin embargo, también es importante destacar que la burbuja de las puntocom también impulsó la innovación y el desarrollo de la industria tecnológica a largo plazo.

3. La crisis financiera asiática de 1997

La crisis financiera asiática de 1997 es otro ejemplo importante de un fracaso en los mercados financieros. Esta crisis comenzó en Tailandia y se propagó rápidamente a otros países de la región, como Corea del Sur, Indonesia y Malasia.

La crisis fue causada por una combinación de factores, incluyendo la sobrevaloración de los activos, la especulación excesiva, el sobreendeudamiento y la falta de regulación adecuada. Muchos países de Asia se enfrentaron a una depreciación masiva de sus monedas y tuvieron dificultades para pagar sus deudas.

Esta crisis tuvo un impacto significativo en la economía mundial, ya que muchos países desarrollados también se vieron afectados. Muchas empresas tuvieron que reestructurarse o cerrar, lo que provocó una disminución en la inversión extranjera y en el crecimiento económico global.

Beneficios

Aunque los fracasos en los mercados financieros pueden ser devastadores a corto plazo, también pueden llevar a ciertos beneficios a largo plazo:

  • Reevaluación y corrección: Los fracasos en los mercados financieros pueden llevar a una reevaluación de las prácticas y políticas existentes, lo que puede llevar a una corrección de comportamientos y prácticas irresponsables.
  • Estimulación de la innovación: Los fracasos también pueden estimular la innovación y el desarrollo de nuevas ideas y tecnologías que pueden impulsar el crecimiento económico a largo plazo.
  • Fortalecimiento de la regulación: Los fracasos en los mercados financieros a menudo conducen a una mayor conciencia sobre la importancia de la regulación adecuada. Esto puede conducir a un fortalecimiento de las regulaciones y salvaguardias para prevenir futuros fracasos.

Consejos prácticos

Si estás interesado en invertir en los mercados financieros, aquí hay algunos consejos prácticos a tener en cuenta:

  • Haz una investigación exhaustiva: Antes de invertir, asegúrate de investigar la empresa y los productos financieros en los que estás interesado. Comprende los riesgos y las recompensas potenciales.
  • Divide tus inversiones: No pongas todos tus huevos en la misma canasta. Diversifica tus inversiones para reducir el riesgo y maximizar las oportunidades de retorno.
  • Mantén una mentalidad a largo plazo: Los mercados financieros pueden ser volátiles en el corto plazo, pero tienden a crecer a largo plazo. Mantén una visión a largo plazo y evita tomar decisiones basadas en movimientos a corto plazo.

En resumen, los fracasos en los mercados financieros han tenido un impacto significativo en la economía global a lo largo de la historia. Es importante aprender de estos fracasos y tomar precauciones al invertir en los mercados financieros. Al hacer una investigación exhaustiva y mantener una mentalidad a largo plazo, puedes tomar decisiones informadas que te ayuden a alcanzar tus metas financieras.

Error 403 The request cannot be completed because you have exceeded your quota. : quotaExceeded

Deja un comentario

¡Contenido premium bloqueado!

Desbloquear Contenido
close-link